Apoya a La Marea, desde 3 euros

Saber de dónde procede tu atún le puede salvar la vida a un pescador

Harry Bibat prepara su embarcación para salir al mar cerca de General Santos, el centro de la industria atunera en Filipinas. BIEL CALDERÓN

Los sistemas de trazabilidad se están generalizando en los barcos de medio mundo, y hacen de los viajes de millones de pequeños pescadores más seguros.

De8ue081b8hc En Clásica Gris Tipo WebTodo Sitio Nuestro Asturias tChdrxsQ

07 mayo 2019
De8ue081b8hc En Clásica Gris Tipo WebTodo Sitio Nuestro Asturias tChdrxsQ
Una lectura de 7 minutos

Este reportaje está incluido en #LaMarea69. Puedes hacerte con el número pinchando aquí.

GENERAL SANTOS (FILIPINAS) // Adelaida Tuasic aún recuerda los años en los que las oraciones eran su único sosiego cuando su marido, Roger, salía a alta mar a pescar los atunes que sostenían a la familia. A cada viaje, el mar engullía el barco de su marido durante semanas y no devolvía ninguna noticia de él hasta que no escupía el barco de vuelta al puerto de General Santos, el centro de la industria atunera de Filipinas. «No me podía comunicar con él, así que rezaba», rememora esta mujer de religión cristiana que está a punto de cumplir la sesentena.

Los recuerdos siguen en realidad aún frescos ya que esos rezos se seguían repitiendo hasta hace apenas unos meses. Hoy, sin embargo, además de las oraciones, Adelaida ha encontrado otro tranquilizante más efectivo:una aplicación en su tableta que le permite ver en todo momento dónde está su maridocuando sale a alta mar, y si se encuentra a salvo.

La industria pesquera mundial está en plena revolución. Los numerosos escándalos que han saltado a la prensa durante los últimos años sobre el uso de mano de obra esclava en barcos pesqueros, así como las alarmantes noticias sobre la sobreexplotación de los bancos de peces globales –a menudo debido a prácticas ilegales–  han llevado a tomar medidas drásticas y a obligar a las embarcaciones a registrar cada uno de sus movimientos.

Así, cada vez más países aprueban regulaciones, auspiciadas por varias organizaciones y convenios internacionales, que imponen a los barcos la instalación de dispositivos de seguimiento y de registro de las capturas. El mismo gobierno de la Filipinas natal de Adelaida Tuasic cambió recientemente su legislación para obligar a todos los barcos pesqueros a introducir Sistema de Monitoreo de Embarcaciones (VMS, por sus siglas en inglés), y ahora está desarrollandouna nueva reglamentación sobre sistemas de documentación de capturasLow Shoes Red Trainer 600 Air Max Training Nike '94 Men's 880995 76vIfgbYym.

  • Un ingeniero de la empresa filipina FAME trabaja sobre un transpondedor, un dispositivo que se coloca en los barcos para registrar cada uno de sus movimientos. BIEL CALDERÓN

Estos dispositivos registran cada uno de los movimientos del barco y se lo envían a una central a la que están conectados a través de dispositivos satélite o radio. El objetivo es simple: saber en todo momento qué hace cada barco para que nadie pesque fuera de las áreas permitidas ni por encima de las cuotas establecidas.

Los sistemas de documentación de capturas permiten, además, introducir los datos de cada uno de los peces en el momento de la captura. Así cualquier persona puede localizar su origen y seguir el camino que llevará el pescado, incluido –supuestamente– el consumidor. La transparencia, algo que nunca ha caracterizado a la opaca industria pesquera que se ha servido de su lejanía de tierra firme para esconder sus nefastas prácticas laborales y medioambientales, es el nuevo mantra.

Sin embargo, para pescadores como Roger Tuasic, el marido de Adelaida, nuestra hambre por saber de dónde procede lo que consumimos ha supuesto un cambio inigualable en su vida:hoy se siente más seguro en aquellos momentos en los que solo le rodea el agua. El dispositivo que Tuasic ha instalado en su pequeña embarcación, con la que pesca los cotizados atunes que terminan en mesas de Europa, Estados Unidos y Japón, le permite no solo registrar su actividad, sino comunicarse también con su familia y con los equipos de salvamento, y mostrarles su posición. «Ya no estamos solos ahí fuera. Podemos comunicarnos con nuestras familias y tenemos un botón de emergencia por si sufrimos algún problema», asegura. «Estoy feliz de que ahora tenga este dispositivo», añade Adelaida, cuyos cinco hijos son ya mayores de edad, aunque ahora se ocupa de uno de sus nietos.

El sosiego es doble porque llega en un momento en el que el mar se había vuelto cada vez más peligroso. La sobrepesca ha llevado a que los atunes hayan desaparecido de las aguas cercanas a General Santos y ha obligado a que los pescadores tengan que viajar cada vez un número mayor de kilómetros mar adentro para conseguir que algo pique. «Las grandes embarcaciones utilizan demasiados FADs y eso agota las aguas», denuncia Raúl González, portavoz de la Alianza de los Pescadores de Línea Manual de Atún de General Santos. González se refiere a los controvertidos Dispositivos de Agregación de Peces (FADs son sus siglas en inglés), que permiten a los grandes pesqueros capturar grandes cantidades de peces pero que arrasan con los ecosistemas en los que son utilizados. «Y viajar con pequeños botes es diferente que hacerlo con grandes botes comerciales. Hay más riesgos con las tormentas o de perderse», continúa.

Privalia De De Deporte Niña Niña Privalia Zapatillas Deporte Zapatillas HI2YWED9

Un alivio demasiado caro

Maylene Bibat también se pasa los días pegada a su tableta cuando su marido, Harry, tiene que ir a alta mar. «Ahora me preocupo menos cuando sale a pescar porque puedo ver dónde está su barco», admite Maylene. «Cuando sales, tienes un pie en la tumba», sentencia Harry. «No podemos predecir qué va a ocurrir en alta mar. Si va a haber un tifón u otro tipo de desastre», cuenta mientras espera en tierra a que uno de esos tifones pase, feliz de que no haya azotado cuando estaba de viaje. Sin embargo, su nuevo transpondedor, como se conoce el aparato que permite enviar las señales en alta mar, le hubiese permitido estar preparado. “Podemos saber con antelación cuándo va a haber mal tiempo y prepararnos», señala. «Mi familia está menos preocupada y para mí eso es un alivio».

Un ingeniero de la empresa filipina FAME trabaja sobre un transpondedor, un dispositivo que se coloca en los barcos para registrar cada uno de sus movimientos. BIEL CALDERÓN

Sin embargo, no todo son ventajas. El dispositivo tiene una pega importante: a menudo está fuera del alcance de los pequeños pescadores porque los dispositivos son demasiado caros. Para que funcione en tiempo real, el transpondedor tiene que estar conectado a un sistema de seguimiento que generalmente es ofrecido por empresas privadas y cuya suscripción puede costar cientos de dólares al mes. Demasiado dinero para los apenas 250 euros mensuales que ganan de media pescadores como Roger y Harry.

Sin embargo, dejar fuera a estos trabajadores supone obviar la mitad de la industria pesquera. Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un 90% de los pescadores son pequeños pescadores independientes, que capturan la mitad del pescado que consumimos mundialmente. La mayoría de sus capturas van, además, destinadas al consumo humano directo de pescado fresco, mientras que la producción de los grandes buques pesqueros es a menudo utilizada por la industria de procesado, no solo para producir este tipo de alimentos sino también piensos para animales.

«Comparado con los grandes barcos, estamos simplemente fuera de juego. Es muy difícil para nosotros», asegura Tuasic. «Ellos tienen capital, pero ¿qué pasa con nosotros? Yo tengo que trabajar de carpintero para poder conseguir algo de dinero», continúa.

Arcelio Fetinazan, un ingeniero aeronáutico filipino, quería tenderles un puente y se dio cuenta de que la tecnología utilizada en los aviones podía ser aprovechada también en el sector marítimo y facilitar el seguimiento de los barcos. Fundó así la empresa Futuristic Aviation and Maritime Enterprise  (FAME) con un objetivo fundamental: reducir el precio de estos servicios para que pescadores como Roger y Harry pudieran beneficiarse. «Para los grandes barcos no supone un gran costo. Pero estos sistemas han estado fuera del alcance de los pequeños pescadores», apunta el ingeniero.  Uno de los principales retos, asegura Fetinazan, fue reducir el costo de producción de los transpondedores para lo cual tuvieron que reducir su tamaño, y facilitar su uso para que no fuera demasiado pesado para los pescadores.

Ahora, con la ayuda de la Agencia de Desarrollo de Estados Unidos (USAID), la empresa está probando un dispositivo piloto del que 26 pescadores de General Santos, entre ellos Roger y Harry, se están beneficiando. «Al principio tenían ciertas dudas por si era demasiado caro, pero les permitirá cumplir con las nuevas regulaciones a un precio mucho más bajo», explica Fetinazan. Así, la suscripción con FAME más básica cuesta tan solo 800 pesos mensuales (unos 14 euros), algo que según Roger, se pueden permitir, especialmente si los dispositivos significan que recibirán un mejor precio por sus capturas.

Roger fue uno de los primeros en instalarlo en su embarcación, un pequeño bote al que le salen dos estructuras en los laterales con forma de alas para darle estabilidad. Sin embargo, a pesar de la tranquilidad que les trae esta tecnología, el mar sigue siendo un lugar ingrato para ellos. «Ahora estoy menos preocupada pero sigo pensando en la seguridad de mi marido”, reconoce Adelaida Tuasic. «Si tuviéramos dinero suficiente, preferiría que simplemente dejara de pescar».

Laura Villadiego

Comentarios

Una respuesta a “Saber de dónde procede tu atún le puede salvar la vida a un pescador”

Deja un comentario Ofrece De A Través WhatsappAlertan Que Estafa Nike Zapatillas gbf6vyY7

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blancos Deportivos Hombre Zapatos Para Nike LR54Aj

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados